San Salvador, ER, ARG - Mar. 25 02 20 | 15:02 hs   
Salud
28.9º C
Nubes dispersas
 14-02-20 | 00:10 hs.        166
Cada día, nacen 20 niños con cardiopatías congénitas
El 14 de febrero se celebra en todo el mundo el "Día de las Cardiopatías Congénitas", una patología que afecta a uno de cada 33 lactantes y causa 3,2 millones de discapacidades al año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Argentina, nacen siete mil niños y niñas anualmente con estas anomalías, de los cuales el 50 por ciento van a requerir cirugía el primer año de vida, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación para el programa Nacional de Cardiopatías Congénitas. Sin embargo, si son diagnosticadas precozmente, se pueden tratar y el porcentaje de éxito es superior al 90 por ciento.
Cada día, nacen 20 niños con cardiopatías congénitas

“Es muy claro que cuanto más precoz es el diagnóstico, mejor podrá ser el enfoque, el tratamiento y por lo tanto los resultados y el pronóstico para el futuro de ese niño. En general las Cardiopatías se diagnostican a través de una ecografía cardiaca, que ya se puede hacer al bebé estando en la panza de su mamá. Y éste es sin duda el mejor momento de diagnóstico”, afirma la jefa de Cardiología Pediátrica del Hospital Universitario Fundación Favaloro, Cristina Cook.
Las cardiopatías son problemas en la estructura y funcionamiento del corazón debido a un desarrollo anormal del órgano, y son congénitas porque ya están presentes al momento de nacer. Representan casi la mitad de todas las malformaciones fetales y, si bien no se conoce con certeza la causa que determina el desarrollo de la enfermedad,  sí hay predisposición a que aparezca cuando existen asociaciones genéticas, como por ejemplo antecedentes familiares con cardiopatías. También existen otras situaciones que pueden alterar el desarrollo del corazón del bebé: que la mamá sufra de diabetes; que reciba alguna medicación que pueda afectar al feto; que haya cursado alguna infección durante el embarazo –especialmente durante el primer trimestre- o que se trate de un embarazo por fertilización. En relación a los hallazgos que pudieran realizarse en el bebé van desde el aumento de las translucencia nucal en la ecografía de las 12 semanas, cualquier malformación extra cardíaca, aumento o disminución del líquido amniótico, retraso de crecimiento o arritmia.
“Existen múltiples alertas para estar atentos y diagnosticar a tiempo una cardiopatía que probablemente no de ningún síntoma en la vida fetal pero puede transformarse en una emergencia al momento del nacimiento”, señaló la doctora Cook. Además agregó que  “el manejo de niños con cardiopatías requiere de equipos multidisciplinarios conformados por cardiólogos, cirujanos, hemodinamistas, pediatras, nutricionistas y  kinesiólogos, dado que el tratamiento se realizará de diferentes maneras, en distintas etapas de la vida”.
El Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas se fijó con el objetivo de concientizar a la población acerca de la importancia y los avances en materia de diagnóstico, tratamiento y pronóstico de la enfermedad.  La difusión y el conocimiento de esta problemática favorecen a la detección precoz y el acceso a un tratamiento que permite disminuir la mortalidad y mejorar el pronóstico de los pacientes.




 

‹‹ volver atrás