San Salvador
13.07.2019 - 21:08 hs.       se leyó 2313 veces
La autovía 18, el eje de campaña de kirchneristas desmemoriados
En las últimas horas, trascendieron declaraciones del senador provincial por San Salvador e intendente electo de esa localidad, Lucas Larrarte, donde cuestionó los spots publicitarios de Juntos por el Cambio y aseveró que el gobierno nacional “abandonó los dos tramos centrales de la obra de la Autovía 18”. En ese marco, el legislador remarca que el Gobierno K hizo solo el 45 por ciento de la obra, pero olvida que debió terminarla en 2014. También elude la responsabilidad de las empresas que hoy están bajo la lupa de la Justicia por sobreprecios y coimas en la obra pública en la era de Néstor y Cristina. En este informe, REPORTECUATRO refresca memorias frágiles.
La autovía 18, el eje de campaña de kirchneristas desmemoriados

Por Nelson Lalanda

Larrarte habla específicamente, en el tramo 4 - que pasa por San Salvador y llega hasta el empalme con la Autovía 14 - “no hacen un abandono total por el efecto político que provocaría antes de las elecciones, pero tienen la dotación de personal y un equipamiento mínimo”, señaló Larrarte.

El actual legislador agregó que solo se está trabajando en el puente sobre el arroyo Grande, porque “el obrador se retiró y quedó un montón de gente afuera”.

Larrarte insistió en que “desde hace tiempo he manifestado que ellos hacen su campaña política siempre engañando al elector”.

“Este tipo de spots pienso que son más de lo mismo, tratan de engañar a la gente sobre realidades que no ven ni viven”, subrayó. El que “vive en la zona sabe que no es así”, dado que “te muestran una imagen del sur y dicen que hicieron algo, pero vos no vivís en el sur y no tenés forma de comprobarlo”, agregó.

Vale recordar que la ruta nacional 18 cruza la provincia de oeste a este y su recorrido es de 227 kilómetros. Comienza en San Benito, al este de Paraná, y termina en Concordia.

A fines de junio de 2008, la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner suscribió el Acta de Reparación Histórica en Infraestructura para Entre Ríos, que contemplaba la transformación de la ruta en autovía.

La licitación se anunció dos años más tarde, en 2010, en Concordia. En ese marco se informó que la obra demandaría 1.750 millones de pesos y sería ejecutada con fondos federales a través de la de la Dirección Nacional de Vialidad en un plazo de tres años.

Larrarte informó que “en el período 2011-2015 avanzó aproximadamente un 45 por ciento en su ejecución”. A partir de ahí, con el cambio de gobierno y más allá de las cosas que se dijeron en el marco de la campaña electoral, “comenzamos a notar algunas situaciones que nos alertaban de que nada bueno iba a pasar con esta obra”, espetó.

El senador recordó que se han “presentado alrededor de cuatro o cinco proyectos desde 2016 a la fecha y actualmente nos encontramos trabajando en otro más”.

También, recordó que en octubre de 2017 presentamos otro proyecto, luego de que el Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, en una sesión informativa de la Cámara de Diputados, dijera que ésta no era una obra prioritaria y que la finalización de la Autovía no era una prioridad para el Gobierno Nacional”.

Finalmente, siempre según sus dichos, “vimos que había recortes por todas partes como consecuencia del ajuste fiscal que viene realizando el Gobierno Nacional para lograr un equilibrio en las cuentas públicas”. Ejemplificando con los “recortes en programas de Salud, la prometida construcción de jardines maternales o el desfinanciamiento de programas como Conectar Igualdad o el Progresar”.


Desde 2011, contando 36 meses

El detalle que ningún peronista, justicialista, kirchnerista, cristinista o fernandista quiere reconocer es que es su jefa política, la actual precandidata a vicepresidente de la Nación, Cristina Fernández, quien debió terminar la obra en 2014.

El 1 de octubre del 2010, el sitio oficial del Gobierno provincial publicaba que “quince empresas presentaron sus ofertas para construir la autovía en la ruta 18” (ver nota). En ese marco, el principal socio político de CFK, el entonces gobernador Sergio Urribarri era quien celebraba la apertura de los sobres.

En esa misma nota se reflejaba que “el año que viene” iniciarían la obra y que demandarían 36 meses de ejecución. Es decir, en 2014 la obra debió terminarse, pero solo se hizo menos de la mitad, según los datos de Larrarte. “Por lejos este proyecto nacional es el que más ayudó a los entrerrianos en 200 años de historia”, dijo Urribarri en ese momento. Años más tarde se sabría que los fondos de la obra de la autovía se habrían desviado con otros fines y que luego las empresas serían las investigadas.


Empresas bajo la lupa


Para la obra del tramo número 4 de la Autovía, es decir desde el arroyo Sandoval hasta la intersección con la Ruta nacional 14, se presupuestaba en 2010 un total de 540 millones de pesos. Allí, se presentaron dos UTE y una firma. Finalmente, ganó la cotización de menor valor, presentada por la unión transitoria de empresas conformada por Lemiro Pablo Pietroboni S.A.-Panedile Argentina S.A. - Luis Losi S.A., con un presupuesto de 609.770.553,91 pesos.

Luego de asumido el Gobierno de Mauricio Macri, en 2015, se realizó una auditoría en Vialidad nacional para ver cómo se distribuyó y se realizó la obra pública en país. Todo terminó en la Justicia y el principal investigado es Lázaro Báez, quien a manera de escudarse en que “no fui yo, fuimos todos”, es que dio a conocer un listado de empresas, a las que pidió a la Justicia que se investigue. Allí figuran las de la autovía 18.

En ese marco, aparecen Pietroboni SA y Luis Losi SA, dos empresas entrerrianas que el propio Lázaro Báez mencionó para que la Justicia investigue por sobreprecios. Según los datos oficiales, la primera, de Concepción del Uruguay aparece en el puesto 17 de las que más cobraron, con 274,4 millones de dólares. En tanto, la segunda, de Paraná, aparece en el puesto 20 con 224,7 millones de dólares. El dinero corresponde a los ocho años de gestión de Cristina Fernández (2007 – 2015).


Koimas


En una entrevista, al referirse al centro de las denuncias sobre la existencia de sobreprecios en la obra pública, Pietroboni confesó que "las coimas existen". Señaló que el pago de coimas es una "práctica habitual" en la construcción: "Está mal, pero están en todos lados, es una condición del mercado, que si no lo contemplás, después tenés que sacarlos de algún lado.

Tanto Losi como Pietroboni y Panedile figuraban en una hoja de Excel que el financista Ernesto Clarens entregó a la Justicia, nombran a por lo menos 86 empresas como las que “pagaron coimas” a los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández por un total de 660 millones de pesos como “mínimo”.

Allí están mencionadas Losi y Panedile con 400 mil millones de pesos cada una, y Pietroboni con 200 mil millones de pesos que habrían pagado en coimas, de acuerdo a lo mencionado en su momento por el periodista Fernando Carnota, en el programa Animales Sueltos, por América.

Es decir, las tres empresas que debieron finalizar el tramo de la autovía 18 que pasa por San Salvador están debajo de la lupa de la Justicia por coimas y sobreprecios en la era K.

Conclusión: si bien es verdad que el Gobierno nacional de Mauricio Macri tiene la obligación de finalizar la obra que el gobierno anterior no terminó, para beneficio de la totalidad de los usuarios de la ruta 18, también es cierto que aquellos que hoy profesan el kirchnerismo apoyando la fórmula Fernández-Fernández, poca ética y moral deberían tener de reclamar algo que ellos mismos -y los incluyo- no lograron terminar en su gobierno, y por el contrario, hoy son foco de la cueva de corrupción de "la década ganada". 


De la Redacción de REPORTECUATRO con archivos propios, de El Entre Ríos, 7 páginas, Clarín y página oficial del Gobierno de Entre Ríos.

 

Notas relacionadas
Benedetto no tiene respuestas de Nación por las obras de la Autovía 18
El ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios de Entre Ríos, Luis Benedetto, aseveró que "no nos han dado respuestas”.
Desde que era ripio vive frente a la ruta 18 y tiene una visión particular de la Autovía
Se trata de Reynaldo Tomassi, miembro del Consejo Asesor de la Cooperativa Arrocera de San Salvador, que tiene domicilio en el Kilómetro 230 de la 18, entre General Campos y el empalme. Considera que los accidentes se dan por imprudencia. Que la autovía se planeó en las oficinas de Buenos Aires y que el bypass por San Salvador es demasiado largo, por lo que el tránsito por la ciudad no va a reducirse. Dice que esta ruta no es el ombligo del mundo y que deberían mirarse más los caminos de la producción.
El Concejo y la Autovía 18: entre reclamos, contradicciones, incoherencias y politiquear con la muerte
Que el Concejo Deliberante de San Salvador ha caído en discusiones absurdas, banales y sin sentido, con muchas palabras pero con poco para decir, no es ninguna novedad. Este jueves, no fue la excepción con el debate por la autovía.
Sin carteles indicadores, está clausurado el Acceso Oeste al tránsito
Una sorpresa fue para los automovilistas encontrarse este viernes con la clausura del acceso oeste que comunicaba con la Ruta nacional18.
 

 

Más sobre San Salvador