Salud
09.01.2019 - 10:14 hs.       se leyó 424 veces
BUENOS AIRES
Histórico: Argentina inicia 2019 con un nuevo tratamiento para la leucemia más frecuente en adultos
Se acaba de aprobar en Argentina el uso combinado de dos medicaciones que ya estaban disponibles en nuestro país, pero que -juntas- demostraron obtener los mejores resultados jamás alcanzados para tratar esta enfermedad. Los pacientes ahora podrán recibir el esquema de tratamiento más novedoso para esta condición, que representa el 30 por ciento de las leucemias.
Histórico: Argentina inicia 2019 con un nuevo tratamiento para la leucemia más frecuente en adultos

La oncohematología es una de las áreas de la medicina que más avances experimentó en los últimos años. Nuevos desarrollos han cambiado dramáticamente el manejo de varias enfermedades de este tipo y un caso paradigmático es el de la leucemia linfocítica crónica, que es la más frecuente en adultos.
Acaba de aprobarse en nuestro país el uso combinado de dos medicaciones, que arrojó resultados muy esperanzadores, porque permite que nueve de cada diez pacientes con esta leucemia remitan, es decir, que su enfermedad llegue a niveles indetectables, y sostengan esa remisión en el tiempo. Además, tras 3 años, la sobrevida de los pacientes es de alrededor del 90 por ciento.
“Cada pequeño paso que da la ciencia nos genera expectativas y renueva nuestro entusiasmo en el camino que recorremos con la enfermedad que nos toca atravesar. En este tipo de leucemia, los últimos años han sido muy prometedores y este nuevo avance es una gran noticia”, sostuvo Fernando Piotrowski, director Ejecutivo de la Asociación ALMA.
Hasta hace poco, esta leucemia se trataba fundamentalmente con quimioterapia. En Argentina ya estaba disponible la primera terapia dirigida que permitía evitar la quimioterapia, lo que -además de mejorar los resultados clínicos- impactaba positivamente en la calidad de vida de los pacientes, por evitar todos los efectos indeseados asociados habitualmente con la quimioterapia.
Ahora, los profesionales de la salud podrán indicar esa droga en combinación con otra, que en un estudio clínico internacional demostraron que juntas logran además niveles de remisión que jamás se habían alcanzado con las terapias existentes hasta el momento.
Las novedades más recientes sobre el uso de esas medicaciones fueron presentadas a principios de diciembre en los Estados Unidos, en el congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología, como uno de los avances más significativos del año y nuestra autoridad regulatoria acaba de aprobar el uso combinado de esas terapias.
Una característica adicional de esta opción terapéutica consiste en que es un tratamiento ‘finito’, que debe seguirse por dos años y allí se frena. En otras leucemias, se obtienen remisiones completas, pero muchos pacientes debe recibir medicación de por vida. Por eso, es sumamente esperanzador contar con opciones que permitan frenar el tratamiento, sosteniendo la remisión.
“Confiamos en que es sólo cuestión de tiempo hasta que la ciencia nos permita ganarle definitivamente a leucemias como ésta, porque ya estamos viendo avances profundamente significativos en términos de remisión”, agregó Piotrowski.
Es necesario que se siga investigando para que todos los pacientes puedan controlar su enfermedad y lograr que no regrese, pero está claro que se está yendo en ese camino y lo que parecía impensado pocos años atrás hoy es una realidad para muchos.
“Aquí en Argentina, contamos con muy buenos hematólogos y oncohematólogos capacitados para tratar adecuadamente a los pacientes con leucemia y que siempre se actualizan de las novedades que surgen a nivel mundial y que llegan a nuestro país. Eso nos hace tener la certeza de que los pacientes que necesiten de estos avances podrán conversar con su médico al respecto y evaluar en conjunto si corresponde que inicien este tipo de tratamiento”, agregó el Director Ejecutivo de la asociación de pacientes.
La leucemia linfocítica crónica (LLC) es una enfermedad de lenta evolución que afecta dos veces más a los varones que a las mujeres y representa el 30% de todos los tipos de leucemia y la edad promedio de aparición suele ser a los 71 años.

¿Cómo se detectan las leucemias?

Los síntomas más comunes que pueden alertar la presencia de algún tipo de leucemia son fiebre, sudoración nocturna, inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingle, fatiga persistente, picazón o sarpullido, infecciones frecuentes, dolor articular, pérdida de peso y falta de apetito.
Si bien muchos de estos son síntomas que pueden referir a diversas enfermedades, si se siente alguna de estas irregularidades es propicio consultar al especialista. Aunque los pacientes con LLC pueden presentar una amplia gama de síntomas y signos al momento del diagnóstico, un 70% de ellos es diagnosticado en forma incidental durante un recuento hematológico de rutina.
ALMA organiza encuentros gratuitos y abiertos para pacientes y familiares con distintos tipos de leucemia, como Leucemia Mieloide Crónica o Leucemia Linfocítica Crónica. Son oportunidades para que los pacientes y su entorno escuchen a expertos que explican en qué consisten estas enfermedades y por lo general también participan psicólogos que brindan herramientas para logran un buen soporte emocional. Para más información, seguir a Asociación Leucemia Mieloide Argentina en Facebook o escribir a info@asociacionalma.org.ar.

¿Qué son las leucemias?

Las células sanguíneas son producidas por la médula ósea. A medida que se dividen y maduran, van transformándose en células sanguíneas de diferentes tipos. Cuando una de las células que va a formar glóbulos blancos cambia y se convierte en una célula de leucemia, ya no madura normalmente. Generalmente, se divide más rápido de lo normal. Las células leucémicas no mueren cuando deberían hacerlo, sino que se acumulan en la médula ósea reemplazando a las normales. En algún momento, éstas salen de la médula ósea y entran al torrente sanguíneo, causando un aumento en el número de glóbulos blancos en la sangre.

 

 

 

Más sobre Salud