San Salvador
16.05.2018 - 10:45 hs.       se leyó 255 veces
Larrarte reclamó por la obra de acceso a San Salvador desde la nueva autovía
El senador por San Salvador, Lucas Larrarte, presentó un proyecto de comunicación en el que sostiene que se vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial gestione ante el Nacional, que la Dirección Nacional de Vialidad ejecute como obra complementaria de la obra de transformación en autovía de la Ruta nacional 18, la pavimentación del acceso a la ciudad de San Salvador.
Larrarte reclamó por la obra de acceso a San Salvador desde la nueva autovía

REPORTECUATRO accedió al proyecto, contenido en el Expte. ME Nº 14.614, que entre sus fundamentos dice: "En cuatro frentes simultáneos avanzaban las tareas de transformación de la Ruta Nacional Nº 18 en Autovía. La obra forma parte del plan estratégico de infraestructura impulsado por el Gobierno nacional y provincial. La RN 18, cuya longitud total alcanza a 227 km está subdividida en cuatro tramos: Tramo I: Longitud: 67,75 km. - Empalme Ruta Nacional 12 – Colectoras Pavimentadas de Progresiva 67,75 (Las Tunas); Tramo II: Longitud: 67,85 km. - Colectoras Pavimentadas de Progresiva 67,75 (Las Tunas) – Emp. Ruta Provincial 20 (Acceso a  Villaguay); Tramo III: Longitud: 30,4 KM - Empalme Ruta Provincial 20 – Arroyo Sandoval y Tramo IV: Longitud: 61,88 KM - Arroyo Sandoval – Empalme Autovía de la Ruta Nacional 14.
A la altura de la ciudad de San Salvador el trazado tiene una variante hacia el norte y allí coincidiendo con la altura de la Avenida Malarín tiene un nuevo e importante acceso a la ciudad.
Entre los pedidos de obras complementarias, como puentes elevados en la continuación de las calles Jubileo y Manuel Oribe, se encuentra principalmente la obra de pavimentación de todo el acceso a la ciudad desde la Autovía hacia la Avenida Malarín y hasta el actual trazado de la Travesía Urbana.
Si bien inicialmente se visualizaba como posibilidad la pavimentación de todo el acceso incluyendo la Avenida Malarín hasta el trazado de la Travesía Urbana, en el año 2016, mediante una comunicación del organismo nacional se hizo saber a las autoridades municipales que no toda la pavimentación solicitada estaría contemplada, sino solamente desde la Autovía hasta lo que, en San Salvador, se conoce como Cruz del Milenio que es la intersección de Avenida Malarín y calle La Recoleta.
Ante tales circunstancias en el año 2017, junto al intendente de San Salvador se gestionó que la parte de la obra de pavimentación que no entraba como obra complementaria de la Autovía, sea realizada y solventada por el Gobierno de Entre Ríos y la Municipalidad de San Salvador, a cuyo fin -hace unos meses- se firmó un convenio sellando esos compromisos.
Ahora bien, luego de que se desatara la situación crítica por la que atraviesa la situación fiscal y financiera del país, asistimos al anuncio de que habría recortes en el plan de obras públicas del Gobierno Nacional y ello nos ha generado preocupación, la que sumado a trascendidos de que la obra del acceso a San Salvador podría estar en esos recortes nos lleva a un estado de alerta y preocupación.
Si bien en declaraciones públicas, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, minimizó el impacto del recorte en obra pública y aseguró que ninguna obra que arrancó va a parar, nosotros no conocemos los planes del Gobierno Nacional ni la letra chica del recorte fiscal de modo que junto a las autoridades políticas, a las instituciones y a los vecinos necesitamos ser oídos.
La obra en cuestión conecta la Autovía con el corazón de la ciudad y es de vital importancia para mantener la potencialidad comercial, industrial y productiva de nuestra localidad, al mismo tiempo que se traduce en numerosos beneficios para el desplazamiento de los usuarios y brinda mayor seguridad que una traza de ripio. 
A nadie escapa que en los tiempos modernos, parte del desarrollo de una ciudad se mide por la calidad de sus vías de comunicación y el ordenamiento del tránsito. Entendemos que las autovías son inversiones productivas importantes ya que ninguna sociedad moderna concibe su desarrollo al margen de un eficiente y adecuado sistema de comunicación vial; pero, ante la variante, es necesario contemplar la obra del acceso pavimentado para que la ciudad cuente con una red vial que enlace correctamente el tránsito desde la Autovía hacia el centro de la ciudad.
Por todas estas razones, es nuestro interés, necesidad y deseo que la obra del acceso principal desde la Autovía hacia la ciudad de San Salvador se concrete y por tal motivo proponemos este proyecto a efectos de que por intermedio de nuestro Gobierno provincial se comunique al organismo nacional la necesidad de contar con la misma"
Y finaliza formalmente señalando que "LA HONORABLE CÁMARA  DE SENADORES DE LA PROVINCIA DE ENTRE RÍOS: Vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial, a través de las oficinas u organismos correspondientes, interceda y gestione ante el Poder Ejecutivo Nacional, para que la Dirección Nacional de Vialidad dependiente del Ministerio de Transporte Nacional, ejecute como obra complementaria de la obra de transformación en "Autovía" de la Ruta Nacional Nº 18, la pavimentación del acceso a la ciudad de San Salvador, departamento homónimo, desde la mencionada autovía hasta la intersección de las calles Avenida Malarín y La Recoleta".

 

 

 

Más sobre San Salvador