Untitled Document
San Salvador, Entre Rios - Argentina Martes, 24 Enero 2017 08:07
 

 

Pronóstico de Tutiempo.net

    
 
 
08.01.2017 -16:01 hs    Nota Leida: 440 veces

Casi un millón y medio de hectáreas se quemaron en el centro del país
Productores ganaderos y agrícolas damnificados por los incendios que quemaron cerca de 1.400.000 hectáreas en la región centro del país aseguran que "dependen del Estado y del clima" para sortear la crisis que atraviesan.


"Dependemos del clima y del Estado", aseguró Fabián Genovesi, dueño de una casa de compra y venta de ganado en Villarino y uno de los productores que estuvieron reunidos con el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, el viernes pasado, cuando se acordaron los principios de la asistencia a los ganaderos afectados.
"Aún imaginando que empiece a llover y que creciera el pasto, algo que no está pronosticado para los próximos dos meses, los ganaderos no pueden largar las vacas a los campo porque no hay alambre para contenerlas", expresó Genovesi.
Según contaron diversos productores de la zona a Télam, más que el clima, lo que les preocupa a corto plazo a son los alambrados, muchos de ellos perdidos en bajo las llamas y cuyo costo de reposición asciende a cerca de cien mil pesos por cada mil metros de alambre y pilares.
El compromiso de la provincia de Buenos Aires es darle prioridad a la colocación de los cercos de alambre perimetral de los campos lindantes con las rutas 22 y 154, cuyos costos serán asumidos por el propio gobierno, pero aún restan reponer muchas divisiones al interior de los campos.
"Hay casos que hacer frente a los costos va a ser muy difícil. En la asamblea que tuvimos el otro día en Villarino un productor contó que tiene que reponer 40 kilómetros de alambrado, ¿de dónde va a sacar los cuatro millones que necesita pagarlo?", se preguntó Genovesi.
Las dificultades propias de la zona, árida y no apta para consumo agrícola en su mayoría, ahuyenta a los productores no nacidos en el lugar, que eligen llevarse el ganado a otros campos, lo que deja en los terrenos a gente que es originaria y con un fuerte sentimiento de arraigo.
Un caso ocurrido el 10 de diciembre pasado ayuda a entender la profundidad de este sentimiento: pese a las advertencias que le hizo el personal de Defensa Civil, ante el avance de las llamas sobre su campo, una anciana de Villarino prefirió quedarse adentro de su casa y arriesgarse a morir antes que abandonar en su hogar. "Mi mamá no va a salir ", dijo su hija al personal de bomberos que, finalmente, logró aplacar las llamas.
Respecto del futuro, Genovesi resaltó la incertidumbre que reina entre los ganaderos: "Los costos son muy altos y, si no viene la ayuda del Estado, es muy difícil que los más perjudicados puedan afrontarlo. Además está el temor por nuevos focos de incendios que puedan afectar la zona como en el norte de La Pampa ahora".
Después de las reuniones que el pasado viernes mantuvieron productores de la zona y las autoridades del ministerio de Agricultura de la provincia de Buenos Aires, hubo un compromiso oficial de brindar en forma gratuita el traslado de la hacienda a otros campos; reparar los alambrados continuos a las rutas, para evitar accidentes de tránsito; pasto, avena y balanceado para alimentar los animales; y un subsidio sin devolución de cien mil pesos para los chacareros afectados.
Asimismo se iniciaron las gestiones para otorgar una prórroga en los vencimientos de los bancos y créditos de hasta 1,5 millones con una tasa de interés subsidiada para los más comprometidos.

 
COMENTA LA NOTA

 
Galería de fotos -
Casi un millón y medio de hectáreas se quemaron en el centro del país
Galeria
reportecuatro.com.ar